::: Dinámicas para tutoría :::
Quinto Mandamiento. NO MATARÁS.
Barrancabermeja (Colombia)
Emilio / Viernes 18 de septiembre de 2009
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Una Propuesta No Violenta

Somos una organización de jóvenes objetores y objetoras de conciencia, no violentos y antimilitaristas; que trabajamos la objeción por conciencia, el antimilitarismo, los derechos humanos y el empoderamiento de los y las jóvenes como actores de transformación, por medio de la Noviolencia activa como forma de lucha en pro de una sociedad más incluyente, justa y equitativa. Buscando alternativas al reclutamiento forzado a través de acciones directas no violentas, lenguajes alternativos como expresión política e intercambios de saberes (talleres); para poder llegar a la juventud con una propuesta en la cual sean ellos los que identifiquen la problemática social y a su vez asuman una postura frente a ella.

Somos los caminantes multicolores, los de pensamiento ligero, los de vestimenta sin cuadricula, los enamorados de la justicia y la felicidad, en fin, los militantes de la vida.

Les contamos, a ustedes nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y hasta nuestras convicciones.

Algunos habitantes del mundo y en especial ciertos colombianos, han convertido las armas y la violencia en la principal, por no decir, la única forma de afrontar los conflictos; en su barbárica lucha de poderes transformaron la existencia en una forma de ser mientras se muere, si así fuese la esencia de la vida, entonces, ¿para qué la vida?

No nacimos para morir, nacimos para vivir y por ello gritamos que la vida ha de ser para mucho más; para ver crecer la flor, para sentir caer la lluvia, para dibujar el amor, para encontrar la poesía en el despertar de cada nuevo día y para mucho más.

Como jóvenes, románticos, soñadores, semillas para la esperanza y la vida; por conciencia objetamos a las guerras, las armas y sus inevitables caminos de muerte construidos. Objetamos a los ejércitos legales e ilegales, pues todos levantan sus armas contra la vida.

Objetamos al servicio militar obligatorio por conciencia, por principios, por nuestros valores, por el respeto a nuestros derechos consagrados en la Constitución Política y en pactos internacionales, nos negamos a empuñar un arma; no aceptamos el dilema de matar a otro o dejarnos matar, no queremos ser esos héroes de una patria que excluye y elimina a quien pide de comer porque el hambre se vuelve subversiva.

Objetamos por la injusta carrera armamentista y planteamos una posición antimilitarista. Que se reduzcan los gastos en armas y se incremente la inversión social. Los ejércitos dicen hacer la guerra para alcanzar la paz, pero la paz que sigue a las guerras es la paz de los sepulcros, del odio, del resentimiento, de la venganza, es la paz del orden construido sobre elementos coercitivos y por tanto, efímero.

Esa paz no la queremos los jóvenes, la paz por la que trabajamos es la que surge de los hombres y mujeres felices, sin hambre, con techo, con empleo, con salud, con educación, con capacidad para resolver los conflictos desde la negociación y no desde la eliminación; la paz que queremos es la paz de los vivos, no la paz de los muertos.

Los jóvenes, hombre y mujer objetamos engendrar hijos para la guerra, nuestros hijos serán semilla de vida, no abono de cementerio.

Gritamos a los ejércitos que no queremos tomar sus armas, ni ser blanco de sus balas. Ni de verdad, ni falsamente positivo.

Que se callen las armas, que suenen los tambores, que se pare la guerra, que inicie la danza, que se vaya el poder de las armas, porque perpetúa la guerra que nos destruye y su paz armada nos oprime. ¡Que se vayan los ejércitos con sus batidas y redadas sin base legal ni sustento jurídico! ¡Qué se vaya el verde oliva! ¡Qué se vaya!

¡Que venga! ¡y que se quede! la vida que el arte irradia, el color vivo del folclor, el alegre movimiento de la danza, el verde de la esperanza y la fraternidad del abrazo hermano.

Como jóvenes que hemos padecido y sentido la guerra, proponemos una iniciativa de NOVIOLENCIA activa y de construcción de paz desde la cultura, con la alegría de la tambora y la danza que la secunda; con la sabiduría del teatro y la creatividad que lo enaltece; con la belleza de la poesía y los sentimientos que recrea.

Colectivo de Jóvenes Quinto Mandamiento.

Barrancabermeja 2009


Foro

  • Quinto Mandamiento. NO MATARÁS.
    21 de septiembre de 2009, por Manuel
    un millon de gracias
Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft