::: Dinámicas para tutoría :::
La banca y el negocio de las armas en el estado español.
Jordi Calvo Rufanges. 2009
Emilio / Sábado 14 de marzo de 2009
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Mientras unos pocos se lucran gracias al negocio de la guerra y la violencia armada, otros muchos sufren la consecuencia de la existencia y uso de las armas.

Se estima que actualmente existen 639 millones de armas ligeras en el mundo, más de la mitad en manos privadas. Las estimaciones más conservadoras afirman que el gasto militar total mundial supera el billón de dólares, lo que se corresponde con el 2,5% del PIB mundial. Esta cifra puede ser mucho superior, hasta alcanzar los 2 billones de dólares, si se tuvieran en cuenta partidas que, aún destinándose a gastos militares, se encuentran ocultas en los presupuestos de los Estados, en departamentos de ministerios que no entran en la contabilidad de los gastos de defensa.

No es difícil encontrar infinidad de ejemplos de destino del dinero público mucho más útiles para la humanidad que la industria de la guerra. Uno de ellos es que por el precio que un avión de combate Eurofighter ha tenido para España (124 millones de euros) podrían construirse tres hospitales. España ha adquirido 87 aviones Eurofighter, con un coste total de 10.795,40 millones de euros (y tiene previsto adquirir 33 más próximamente). Es decir, renunciamos a 360 hospitales, por tener 120 aviones de guerra que afortunadamente nunca usamos. En 2008 España dedicará 5.509 millones de euros a Ayuda Oficial al Desarrollo, mientras el gasto militar español será de 18.926,83 millones de euros.

Aunque sea una perogrullada decirlo, no está de más recordar que la violencia armada necesita de las armas para manifestarse. Unas pocas cifras nos pueden hacer visualizar fácilmente la magnitud que la tragedia de la guerra supone sobre la población civil. En los años 90, tres millones seiscientos mil personas murieron víctimas de conflictos violentos en todo el mundo, el 90% de estas víctimas fueron civiles.

El Estado español no es ajeno al comercio de armas. Aún es más, se encuentra entre los principales productores y exportadores de armas de todo el mundo. España ha ocupado el octavo lugar en el ranking mundial de exportadores de armas de 2006, año en que el volumen de exportaciones de armas pesadas ha sido de 845 millones de euros, el 3% del total de las armas mundiales. Recientemente, el Gobierno español acaba de presentar el informe preceptivo sobre las exportaciones españolas de armas en el 2007, en el que muestra que se ha llegado a los 932 millones de euros, un 10% más que el año anterior. En este último informe el gobierno español afirma sin rubor que ha vendido armas a Colombia, Marruecos, Pakistán e Israel, países involucrados en algún conflicto armado. También ha vendido material de doble uso (que puede ser usado como un arma) a otros países donde el uso del armamento puede ser destinado con un elevado grado de probabilidad a funciones represoras sobre su población civil, como es el caso de Irán, China o Myanmar.

Si te interesa serguir leyendo puedes entrar en la página de El Centre d’Estudis per la Pau J.M. Delàs.


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft