::: Dinámicas para tutoría :::
La etapa de provención en la regulación de conflictos interpersonales
Emilio / Miércoles 24 de febrero de 2010
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Al igual que en la ciencia de la medicina, también en el manejo de los conflictos resulta muy útil tener en cuenta una fase previa antes de que se presenten los conflictos. A esta fase no la llamamos claramente PREVENCIÓN porque su objetivo no es tanto evitar que se produzcan conflictos. A veces nos interesa que haya menos conflictos o que los conflictos al presentarse no sean tan agudos. Sin embargo contamos con que siempre habrá conflictos y que además esto puede ser positivo en nuestro crecimiento individual y de grupo. Para estar mejor preparadas antes de que se presente una crisis, parece positivo estar bien entrenadas en las habilidades detalladas que figuran en esta cartilla. De ahí la importancia que tiene la multiplicación de talleres sobre la dinámica de conflictos. Las actitudes previas de distensión, autoestima, estima a las demás, relajación, capacidad de análisis, escucha activa, trabajo cooperativo, asertividad, empatía, creatividad, respeto, . . . . . pueden ayudarnos a que haya menos conflictos o que estos se regulen sin traumas cuando se presentan. Todo esto lo podemos trabajar en talleres de activación de valores básicos y Juegos Cooperativos.

El ESPACIO FÍSICO de nuestro entorno, especialmente el del aula, el trabajo y la vivienda condiciona claramente nuestra conflictividad y condiciona nuestro estilo de vida.

El buen sentido del humor y la facilidad para la tolerancia y comprensión nos colocan en una situación más cómoda para el camino que se nos presenta. Una buena salud física y psíquica, una alimentación sana, un buen descanso así como una afición de ocio, son elementos útiles para encontrarnos en situación inmejorable ante la presencia de un conflicto. Pasear al sol estimula la producción de serotonina siempre que no sea excesivo. El clima también influye en nuestra conducta. El aprendizaje en los talleres y a través de la experiencia nos pude animar a sacar algunas conclusiones que nos sirvan como apoyo en nuestra conducta. Las experiencias anteriores a un nuevo conflicto nos dan pistas para tomar algunas precauciones en nuestras relaciones interpersonales, preparar algunas condiciones que favorezcan nuestro desarrollo positivo y poner más atención a algunas habilidades que necesitamos cuidar con detalle para mejorar el desarrollo de nuestras dificultades.

La experiencia de conflictos anteriores nos ayuda a organizar nuestro entorno de manera que seamos capaces de utilizar las dificultades para un mejor crecimiento personal y grupal.

Ver documento completo sobre PROVENCIÓN.

Más información sobre el trabajo educativo en REGULACIÓN DE CONFLICTOS aquí.


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft