::: Dinámicas para tutoría :::
Corto: Aquel no era yo
Yolanda JB - http://www.educarueca.org / Lunes 13 de febrero de 2012
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

INTRODUCCIÓN

Cortometraje escrito y dirigido por Esteban Crespo, protagonizado por Alejandra Lorente, Gustavo Salmerón, Babou Cham, Mariano Nguema, Alito Rodgers entre otros, que muestra la dureza de una realidad, la de los niños y niñas soldado y lo que muy pocas veces vemos, sus secuelas. Cómo dice un ex niño soldado del conflicto de Sierra Leona: “Ser un soldado no es difícil: o te acostumbras o te matan. Lo más duro es conseguir vivir con tus recuerdos y volver a ser tú mismo después de haber hecho las cosas que has hecho”. Y por otro lado, el deseo de homenajear la labor altruista y llena de ideales de las personas que arriesgan la vida por mejorar la de los demás.

Apóyla y difúndelo en: http://www.lanzanos.com/proyectos/aquelnoerayo/

==============================================

EUROPA PRESS. 07.02.2012

El director y guionista español Esteban Crespo denuncia en su nuevo cortometraje ’Aquel no era yo’ (Producciones Africanauan) la situación que viven los más de 250.000 menores de 18 años que, en la actualidad, son utilizados como soldados para participar activamente en conflictos armados en 21 países del mundo y refleja la "entrega" de los cooperantes.

El corto narra en 25 minutos la historia de Paula (Alejandra Lorente), una cooperante española y Kaney, un niño africano que, a pesar de su corta edad, porta un fusil en la mano como el resto de sus compañeros, niños soldado. La vida de ambos se cruza cuando Paula decide acompañar a su pareja, Juanjo (Gustavo Salmerón), hasta África para rescatar a algunos de estos niños y un disparo cambia sus vidas para siempre.

A Crespo se le ocurrió la idea del corto cuando vio a un adulto que había sido niño soldado relatar su historia. "Remordimientos, vergüenza y ser conscientes de todo lo que hicieron" son, según indica el director, los sentimientos de una persona que vivió aquello y que fácilmente pudo matar a 30 personas a sangre fría y sin titubeos.

De hecho, el hilo conductor del cortometraje es la narración que Kaney hace de la historia frente a un auditorio de cientos de personas varios años después de los hechos. Así, se observa cómo, poco a poco, va explicando por qué hizo lo que hizo bajo las órdenes del general del Ejército Rebelde al que, en el fondo le consideraba su familia.

En una entrevista concedida a Europa Press, Crespo, que fue cooperante durante un tiempo en Guinea Ecuatorial, Namibia y Zimbabwe, y, por ello, conoce de cerca la realidad del continente, ha afirmado que para estos niños la revolución "lo es todo" y el Ejército, no sólo sus generales, sino también el resto de niños, son "su familia". "Creen que están salvando su país y que su país sin ellos no puede salvarse", explica.

Además, al ser pequeños "son fáciles de convencer, no se hacen preguntas, no se niegan a hacer nada y, en general, son huérfanos". A su juicio, estas son las claves para que se dé esta práctica perversa en tantos países, no sólo de África sino también del continente asiático y americano. "Se lo creen y actúan en consecuencia, les da igual la vida de los demás", indica.

El director de ’Aquel no era yo’ desearía hacer conscientes a los españoles y a todo el mundo de que esta realidad "no es una cosa del pasado" sino que sigue sucediendo en la actualidad, incluso en países que, según ha apuntado, "sorprenderían".

Hasta los goya

No obstante, por encima de todo, con este cortometraje se ha querido crear una obra cinematográfica que haga a los espectadores "agarrarse a la butaca y emocionarse" durante casi media hora que, en realidad, pasa como si fueran diez minutos, entre explosiones, efectos especiales y digitales, todo ello, a través de un rodaje realizado sin salir de España, entre Escalona (Toledo) y el colegio Joife de Madrid y con un equipo de entre 130 personas en Escalona hasta 270 en la capital.

Con los actores, según ha recordado Crespo, han vivido muchas anécdotas y el casting, sobre todo el de los niños, fue un trabajo "muy complicado". Así, ha recordado cómo a un menor ni siquiera le hicieron la prueba tras conocer que había vivido de cerca esta realidad en su país de origen donde a los adultos les cortaban los brazos.

Crespo ha indicado que con este corto les gustaría llegar "a todas partes", a Los Goya e incluso a Los Óscar, aunque, de momento, el próximo día 12 empezará su recorrido nacional e internacional por todos los festivales del mundo. "Nosotros estamos muy orgullosos del resultado y creemos que va a gustar. Aspiramos a todo", ha subrayado.

Un guiño a los cooperantes

Pero el corto también busca hacer un guiño a los cooperantes españoles que, tal y como ha señalado Crespo, es gente "maravillosa, con unos ideales y una ética alucinante" y que muestran "una entrega por los demás fascinante". "Es muy hermoso y quería hablar de este tipo de gente con una integridad real", ha expresado.

’Aquel no era yo’ se estrenará el próximo jueves en el cine Capitol de Madrid con el apoyo de las ONG españolas Fundación El Compromiso, Amnistía Internacional, Save the Children, Entreculturas, Alboán y Servicio Jesuita a Refugiados, con motivo del Día Mundial contra la Utilización de Niños y Niñas Soldado, que se celebra el 12 de febrero. Para acudir al acto, se pueden descargar invitaciones desde la web ’www.aquelnoerayo.com’.

A pesar de que la película no se ha rodado en África ni se ha centrado en ningún país concreto, precisamente para reflejar que esta situación se da en muchos de ellos, los actores, de diferentes países africanos, el paisaje y los dialectos que se entremezclan con el inglés, introducen al espectador en mitad del continente.


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft