::: Dinámicas para tutoría :::
EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
LA RESILIENCIA
Emilio / Lunes 15 de junio de 2009
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Frecuentemente vemos personas que están decaídas, deprimidas, con poca energía para sacar adelante su vida. Intentamos ayudarlas.

Así que estos experimentos pueden no parecer nada extraordinarios. A mí sí que me han parecido interesantes.

Encuentro personas que se quedan inmóviles en su negatividad. A veces poblaciones enteras. Personas pobres que se acostumbran a su pobreza. Personas explotadas, abusadas que no son conscientes de la injusticia. Personas con hambre que se acostumbran a no comer. Abusadas violentamente o sexualmente que se habitúan a la situación ofreciendo razonamientos que no tienen sentido.

Y hay muchas otras situaciones no tan exageradas que encontramos a diario de personas que no actúan con más energía positiva porque piensan que no la tiene.

A partir de Seligman nos damos cuenta de que las personas, como los objetos, tenemos un coeficiente de IMPOTENCIA APRENDIDA. Cada persona tiene una capacidad diferente para quedarse inmersa en la negatividad o para impulsarse adelante creativamente.

Pero me temo que el coeficiente de IMPOTENCIA APRENDIDA está más generalizado de lo que pensamos. Y tenemos que ayudar muy especialmente a las personas que nos rodean pues no es tan fácil superarlo aunque siempre es posible hacerlo especialmente con ayuda.

El profesor Martín Seligman, de la Universidad de Pensilvania, dedicó más de 25 años a estudiar un fenómeno que llamó impotencia aprendida. Después de entrevistar y estudiar a miles de personas, Seligman llegó a la conclusión de que más del 80% de la población padece de impotencia aprendida en distintos grados. Las personas que sufren esa deficiencia, sienten que son incapaces de alcanzar cualquier meta o mejorar sus vidas.

La manifestación más corriente de esta condición está contenida en la frase “No puedo” . Siempre que se les ofrece una oportunidad. una posibilidad o un objetivo, las víctimas de la impotencia aprendida reaccionan de inmediato diciendo “No sé” . Luego pasan a dar todas las razones por las cuales una meta u objetivo en particular, es imposible para ellos.”

Seligman realizó unos experimentos a partir de 1967. Introducía a un grupo de perros en una jaula, a los cuales enviaban electroshocks aleatorios a través del suelo de ésta.

• Los perros de un primer grupo podían detener dichas descargas realizando alguna acción insitu que, por aprendizaje, repetían. No podían evitar los electroshocks, pero podían detenerlos momentáneamente, teniendo más o menos cierto control de la situación.

• A un segundo grupo de perros, en cambio, no se les dió la opción a detener las descargas de su jaula. Éstas se paraban de forma aleatoria, hicieran lo que hicieran ellos.

En una segunda fase del experimento utilizaron otra jaula. Para evitar los electroshocks, los perros sólo tenían que saltar una valla divisora que había en la jaula, para llegar a un compartimento seguro.

• Primero hicieron la prueba con un grupo de perros que nunca habían estado expuestos al experimento anterior. Éstos enseguida saltaron al otro lado de la jaula para ponerse a salvo.

• El segundo grupo, los que aprendieron que podían controlar la situación, intentaron lo aprendido anteriormente y realizaron la acción insitu que creían que también les permitiría detener las descargas. Al no conseguirlo, buscaron otra acción, que fue saltar al otro lado para ponerse a salvo.

• Por último, el otro grupo de perros, los que nunca podían hacer nada por evitar los electroshocks, simplemente se echaron al suelo y gimieron, aceptando tristemente su destino. Nunca supieron que esta vez sí podían salvarse, porque ni siquiera intentaron saltar y buscar alternativas. Se dieron por vencidos directamente.

Adaptando el experimento a parámetros humanos, los científicos demostraron el Síndrome de impotencia aprendida: el individuo, frente a la adversidad, aprende a rendirse y renuncia a luchar condicionado por el pasado, aún cuando las circunstancias presentes ofrecen indicios de una posible "victoria".

.

A RAIZ DE ESTOS ESTUDIOS FUE SURGIENDO LA TEORÍA DE LA RESILIENCIA:

El Espasa menciona RESILIENCIA como voz que usa la mecánica para indicar la “Propiedad de la materia que se opone a la rotura por el choque o percusión”, y que el Larousse define como “Índice de resistencia al choque de un material”.

En este ensayo, se entiende por Resiliencia la capacidad para recuperarse y sobreponerse con éxito a la adversidad.

Es la capacidad de una persona o de un grupo para desarrollarse bien, para seguir proyectándose en el futuro a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles y de traumas a veces graves.

Pero la resiliencia no es una cuestión individual, es el signo visible de un tejido de relaciones y experiencias que enseñan a la gente dominio, arte de vencer obstáculos, amor, coraje, moral y esperanza.

Los buenos tratos en la infancia además de garantizar el desarrollo pleno de la personalidad contribuyen a la emergencia de un sujeto autónomo, capaz de reproducir en su entorno la situación de “bien entrante “, que ha vivido de pequeño, de esta manera, además de establecer vínculos sanos con las demás personas, podrá confiar en sí mismo y en sus posibilidades para brindar afecto y cariño y facilitar así su crecimiento óptimo.

El cambio revolucionario que el criterio de la resiliencia está produciendo consiste en ver de otra manera a todos aquellos que tradicionalmente se consideraban casos “perdidos“, “desvalidos“, ”fracasados” o marginados por circunstancia adversas. Apostar por la resiliencia significa animar en las personas la fuerza de sobrellevar situaciones destructivas y reconstruir la capacidad de autoestima.

Despertar la convicción de que es posible superar traumas y luchar por una vida digna son las pautas que definen el trabajo de ayuda basado en la resiliencia.

Según Grotberg , como lo menciona en su libro “La resiliencia en el mundo de hoy” ,quienes se han dedicado al estudio de la resiliencia, proponen la existencia de varios factores de resiliencia que agrupan tres categorías.

Lo que tengo (apoyos externos de familiares y amigos modelos de conducta o servicios Institucionales de protección social).

Lo que soy (Apoyos internos extraído de los elementos positivos de nuestro carácter, por ejemplo: la serenidad, el ánimo, la responsabilidad, el humor o el altruismo).

Y lo que puedo ser (esto es la habilidad para interactuar con los demás y resolver problemas comunes) En este sentido la atención al buen desarrollo de estos tres factores favorecen la resiliencia. Todo ser humano debe tener la oportunidad de desarrollar sus propias herramientas de defensa para luchar en el camino de la vida y poder lograr un crecimiento personal para sentirse una persona plena.

.

COSAS QUE PASAN.

En nuestra vida siempre pasan cosas buenas y malas, depende de ti disfrutar de las buenas y hacer que las malas no te derrumben, sino convertirlas en oportunidades. Como dicen por ahí, tú decides si ver el vaso medio lleno o medio vacío.

1. Voy perdiendo el año.

2. Mis papás se separaron.

3. Me toca cambiarme de colegio y mudarme de casa.

4. Mi abuelita se murió.

5. En el cole me molestan mucho.

6. Mi novio(a) terminó conmigo.

7. Estoy de pelea con mi hermano y no nos hablamos.

.

SACA TUS ALAS COMO EL AVE FENIX

Se dice por ahí que en el jardín del Edén creció un rosal y de allí nació un hermoso pájaro. Un día una chispa cayó sobre él y el pájaro ardió. Sin embargo, de las llamas surgió una nueva ave con grandes alas, el AVE FÉNIX, con más conocimiento y un gran poder de curación. Su misión es transmitir el poder que atesora y renacer siempre de las cenizas. Todos podemos ser un ave Fénix y salir purificados de las brasas.

1.Voy a estudiar mucho y confío en que soy capaz de recuperarlo.

2. Pero siguen siendo mis papás. Además,ahora voy a tener dos casas.

3. Voy a seguir hablando con mis amigos y podré conseguir otros nuevos.

4. Estoy triste pero siempre voy a recordar sus galletas, los mimos y su amor.

5. Esta semana sí voy a hablar con mis compañeros para decirles que no me siento bien cuando me molestan.

6. Bueno, no es el fin del mundo, me dedicaré a mí mismo y podré conocer a alguien más.

7. Es hora de tomar la iniciativa y disculparme con él, así él también se disculpará conmigo.

.

SIENTE – PIENSA - ACTÚA.

Cuando te enfrentes a cualquier situación, por más difícil que sea, sigue esta fórmula, verás cómo todo empieza a estar mejor. SENTIR-PENSAR-ACTUAR. Piensa en tus habilidades y en las posibles soluciones al problema. Siente que eres capaz de muchas cosas y confía en ti. Actúa, no te quedes esperando que las cosas sucedan por arte de magia, ponte las pilas y hazlas tú mismo.

.

CLAVES PARA SALIR BIEN DE UNA CRISIS.

Aquí te van algunas claves para salir de cualquier rollo:

1. Reflexión: preguntarte a ti mismo que te pasa.

2. Autoestima: quererte y confiar mucho en ti mismo.

3. Humor: sacar la parte cómica de cada situación, una risa no está de más.

4. Creatividad: dejar volar tu imaginación.

5. Iniciativa: decidirte a empezar cualquier idea o proyecto.

6. Independencia: ser capaz de actuar por ti mismo.

7. Relacionarse: hacer amigos y relacionarte con quienes te rodean.

8. Valores: practicar cada día los valores que te enseñaron en casa.

.

CLAVE ESTRELLA:

Repite siempre las siguientes frases:

YO TENGO:

* Personas que me quieren.

* Ejemplos para seguir.

* Personas que me ayuden si estoy en peligro.

* Grandes cualidades.

YO SOY:

* Querido por otros.

* Feliz cuando hago algo bien.

* Respetuoso de mí y los demás.

* Responsable de mis actos .

YO PUEDO:

* Decir qué me da miedo.

* Buscar soluciones a mis problemas.

* Encontrar alguien que me ayude.

* Controlar mis actos y mis emociones.

* Expresar debidamente lo que pienso y lo que siento

.

BIBLIOGRAFÍA:

Hay un libro muy interesante sobre estos temas. Se titula Los patitos feos. Está escrito por Boris Cyrulnik. Publicado por la Editorial Gedisa en Barcelona.

El autor nos ofrece en este libro una visión alternativa y optimista a las actuales teorías sobre el trauma infantil y sus efectos dañinos e irreparables. A través de ejemplos de personajes famosos y de pacientes de su propia práctica clínica, nos muestra la existencia de un mecanismo de autoportección, la resiliencia, que se pone en marcha desde la infancia mediante el tejido de lazos afectivos y la expresión de emociones y que amortigua el choque de la experiencia traumática. Es un libro optimista que demuestra que ninguna herida es irreversible, que un niño herido no está condenado a convertirse en un adulto fracasado ya que no todo se juega antes de los tres años y no todo está decidido a los seis. En contra de la creencia general, un niño maltratado no tiene por qué convertirse en un padre maltratador.


Foro

  • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
    27 de junio de 2012, por Bucefalo

    Es curioso que exista una relación tan estrecha con la ley de Pareto, quién afirmaba, entre otras cuestiones, que el 20% de la población ostentaba el 80% del poder político y la riqueza material, mientras que el otro 80% de la población (al que Pareto denomino como las masas) se repartia el 20% de la riqueza.

    Curiosa relación entre ambos postulados.

    • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
      28 de junio de 2012, por Yolanda JB - http://www.educarueca.org
      Solo espero que algo nos haga salir de esta aparente apatía. Parece que ya solo nos emocionamos cuando un equipo de fútbol marca un gol vital.
  • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
    16 de mayo de 2012, por Bibiana
    Buenísimo como persona una gran ayuda, por favor sigan ayudando a quienes lo necesitamos, trabajo con grupos de todas las edades y este documento es de gran ayuda. Bibiana - Ecuador
  • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
    2 de febrero de 2012

    Este autor es una persona con un conocimiento muy profundo del cerebro y sus diferentes actuaciones en las situaciones que mueve al ser humano en la cotidianidad. Cuando nos habla de la "capacidad para recuperarse con éxito a la adversidad" es por que el ser humano es abolutamente complejo y reacciona de una manera inesperadas por nosotros mismos.

    Hay veces que nos imaginamos situaciones y hasta tenemos un esquema en nuestra mente de reacción y cuando nos ocurre discho hecho o situación fue totalmente diferente. Gracias por dejar claros algunos conceptos, que aunque soy profesional no tenía tan claros.

    Marinella

  • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
    6 de mayo de 2010, por portentoso
    me gusto el tema, n mi familia somos 4, mi madre, hermano mayor, hermana menor y yop, creo k mi hermana tiene la impotencia aprendida, claro no sta en una situacion extrema o eso es lo que yo creo pero esta muy chikita para ser asi de negativa, derrepente uno le ofrece hacer algo y se pone triste y empieza a decir k no puede y de su burro no la tumbas las veces que e intentado k me hable se pone a llorar, le eh dicho a mi mama k deberia llevarla a un psicologo pero no me hace caso como si fuera un tabu hablar de los sentimientos, mi madre se pone loooca cuando alguien llora o cuando empieza a hablar de lo que siente se burla o lo trata a la ligera, tambien, mi hermano y yo le llevamos muchos años a mi hermanita (s nuestra media hermana) y creo k es parte de eso como si se sintiera triste o incapaz xk nosotros sus ejemplos stamos muy lejos a ella
    • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
      6 de mayo de 2010, por Yolanda JB - http://www.educarueca.org
      Veo, Portentoso, que estás decidido a conseguir que tu hermana salga de un estado en el que no se siente feliz. No es raro oír que la gente no quiere hablar de sentimientos. Cada vez más esta sociedad nuestra del consumo, nos hace seres sentados frente a un televisor, buscando sentir lo que les pasa a los actores y actrices antes de analizar lo que nos está pasando a nosotrxs mismos. Este artículo nos da muchas pistas (a mi, cada vez que lo leo me da una nueva) sobre pequeños pasos que podemos dar. No te desanimes. Haber escrito aquí es ya un paso muy grande y es posible que otra gente te pueda también ayudar con su experiencia.
  • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
    17 de marzo de 2010, por LILIAN UNA MAMA DE TRES VARONES
    LES AGRADEZCO LA INFORMACIÓN ES SUMAMENTE INTERESANTE, ME TOMÉ LA LIBERTAD DE COPIAR LA DINAMICA PARA APLICARLA EN MI SEGUNDO HIJO, AUNQUE TENEMOS 3 HIJOS Y SEGÚN NOSOTROS SE LES HA DADO UN TRATO POR IGUAL, EL SEGUNDO TIENDE A SER MUY PESIMISTA Y NEGATIVO, TIENE 11 AÑOS Y YA LE DIJE QUE NO VOY A DARME POR VENCIDA HASTE QUE ÉL SE DE CUENTA DEL ENORME POTENCIAL QUE TIENE, OJALA Y EL SE VIERA A TRAVÉS DE LOS OJOS DE MI ESPOSO Y MIO, ES UN EXCELENTE ESTUDIANTE, TOCA PRECIOSO LA GUITARRA, Y MUY BUEN DEPORTISTA, CREO QUE CUANDO EL SE DÉ CUENTA DE LO QUE VALE, SU CARACTER VA A SER MÁS POSITIVO. GRACIAS POR LA DINAMICA
    • EL SÍNDROME DE IMPOTENCIA APRENDIDA.
      17 de marzo de 2010, por Yolanda JB - http://www.educarueca.org
      Gracias por tu comentario. Nos alegra saber que el artículo te ha servido. Quizás también, en esta misma línea, te de ideas otro artículo que presentamos bajo el título de: El efecto Pigamalión.
Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft