::: Dinámicas para tutoría :::
Primeros objetores de conciencia al servicio militar en la historia
Henry David Thoreau y Drojjin
Emilio / Miércoles 3 de diciembre de 2008
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

A lo largo de la historia, desde la antiguedad ha habido muchas personas que se han negado a participar de los ejércitos por motivos de conciencia.

La primera persona que conocemos de forma documentada y públicamente reconocida fue Henry David Thoreau que fue encarcelado en 1847 por negarse públicamente a pagar impuestos para la guerra.

El primer documento escrito sobre una persona condenada por negarse a prestar el servicio militar nos lo ofrece León Tolstoy al contarnos la hsitoria de Drojjin.

El 22 de Enero de 1894 murió de pulmonía en la enfermería de la cárcel de Voronega un cierto Drojjin, antiguo maestro de un pueblo de la provincia de Kursk. Su cuerpo fue arrojado a la fosa común de la cárcel, lo mismo que los de los criminales. Y sin embargo, era uno de los hombres más santos, más puros, más justos que hayan podido existir.

En el mes de Agosto de 1891 fue llamado al servicio militar. Pero, considerando que todos los hombres somos hermanos, y que la violencia y el asesinato son el mayor pecado, contrario a su conciencia y a la voluntad de Dios, negóse a servir y a empuñar las armas. Reconociendo igualmente que era pecado abdicar su voluntad en provecho de hombres que podían exigir de él actos malos, se negó a prestar juramento. Los hombres cuya vida se basa en la violencia y el asesinato, comenzaron por encerrarle en una celda, en Kharkof, para enviarle enseguida al batallón disciplinario de Voronega en el cual, durante quince meses sufrió el hambre, el frío y la reclusión. Por último, cuando a consecuencia de los sufrimientos y de las privaciones, volvióse tísico, fue declarado inútil para el servicio ys e decidió hacerle pasar a al prisión civil en la que debía sufrir todavía nueve meses de encierro. Pero durante su viaje del batallón a la prisión helaba frecuentemente y los guardianes, por descuido, no le dieron ropa de abrigo. Drojjin contrajo una pulmonía que acabó con su vida veintidós días después.

La víspera de su muerte, Drojjin dijo al doctor: -Aun cuando no haya vivido mucho, muero con la conciencia de haber obrado según mis convicciones. Los otros pueden sin duda juzgar de esto mejor que yo . . . Pero creo que la razón me asiste.

(Extracto del libro Vida y muerte de Drojjin)

.

Y aquí tenemos otra historia entre la numerosas que conocía León Tolstoy:

Fui llamado al servicio el 15 de Octubre de 1895. Cuando se me ordenó sacar número me negué a hacerlo. Los funcionarios me miraron. Luego hablaron unos con otros y me preguntaron, por fin, cual era el motivo porque no quería sacar bola.

-Porque no presté juramento – respondí- ni cogeré con mis manos un fusil.

Me dijeron que ya se vería eso, que por lo pronto, lo que debía hacer era sacar bola. Y me negué nuevamente a ello.

Entonces se dio la orden al asterota de nuestro distrito que sacara la bola por mí.

El asterota saca el número 674. Se me inscribió. El jefe del reclutamiento me hizo comparecer ante él, preguntándome:

-¿Quién te ha enseñado todo eso y por qué no quieres jurar?

Respondo que lo he aprendido por mí mismo leyendo el evangelio.

-No creo –me dice- que tú hayas podido comprender el evangelio, porque todo es en él incomprensible. Para comprenderlo es necesario haber estudiado mucho.

El jefe me ha dicho:

-Si no trabajas, yo haré que te pudras en un calabozo.

A lo cual he replicado:

-Haced de mí lo que queráis, no serviré . . .

Hoy, una comisión me ha examinado, y un general ha dicho a los oficiales:

-¿Qué convicción invoca ese jovenzuelo para negarse a servir? ¡Millones de hombres sirve y él se niega a hacerlo! Azótesele bien y se verá cómo cambia de idea.

Carta de un aldeano refractario.


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft