::: Dinámicas para tutoría :::
El valor de la desobediencia en Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid
Yolanda jb, Yolanda JB - http://www.educarueca.org / Jueves 11 de septiembre de 2008
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

El primer objetor de conciencia que desobedeció una ley por razones políticas y éticas fue Pepe Beúnza, que se declaró como tal en 1971. Pasó casi 4 años detenido y sólo fue liberado tras una fuerte campaña internacional que se organizó para apoyarle.

Tras este inicio y a pesar del intento de acabar con la desobediencia por medio de la amnistía de 1977 el movimiento de Objeción de Conciencia siguió creciendo de forma imparable. La cárcel, la inhabilitación, la exclusión de cualquier beneficio social, etc., siguió marcando el camino de los objetores de conciencia a los ejércitos. Un ejemplo de esta represión, que cayó sobre miles de jóvenes por el "conmigo que no cuenten", llevó a José Casquero a perder su condición de maestro funcionario durante algún tiempo.

Nuestra presidenta de la Comunidad de Madrid, echando mano de esta misma herramienta, alienta la objeción de conciencia a la asignatura Educación de la Ciudadanía. ¡Hasta sus últimas consecuencias! Hemos visto ya en nuestra reciente historia cómo los jóvenes son bien capaces de poner en juego sus estudios, su acceso a la universidad, en definitiva su futuro, por defender sus creencias. Desobedecer una ley cuando nos parece injusta es sin duda una actitud transformadora, siempre que, no estemos limitando la libertad de otras pesonas a ejercer su derecho a elegir.

Ya lo dijo el capellán castrense Lorenzo Milani cuando hablaba a los jueces:

EL VERDADERO AMOR A LA LEY (en Antimilitaristas.org)

En cuanto a su vida de jóvenes soberanos del mañana, no puedo decir a mis muchachos que el único modo de amar la ley sea obedecerla. Lo único que puedo decirles es que deberán tener las leyes de los hombres en tal consideración que las respeten cuando sean justas (es decir, cuando son la fuerza del débil). En cambio, cuando vean que no son justas (es decir, cuando apoyan el abuso del fuerte) deberán luchar para cambiarlas.

Pequeña matización necesaria, para terminar, sería preguntarnos si lo que Esperanza Aguirre pretende es desobedecer la ley u otra cosa bien diferente. Este curso impartiré esta asignatura "desobedecida" y por más que analizo libros editados para trabajarla no logro ver el "peligro" que ella ve en que el alumnado aprenda, debata y ponga en práctica valores relacionados con el género, los Derechos Humanos, la Constitución, la participación, la interculturalidad, la convivencia, la solidaridad, la Paz, etc..

Yolanda Juarros Barcenilla


Foro

  • El valor de la desobediencia en Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid
    11 de septiembre de 2008
    Siguiendo esta filosofía doy por hecho que los profesores y profesoras que impartan esta asignatura suspenderán a este alumnado desobediente, desobedeciendo cualquier imposición de la Comunidad de Madrid.
Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft