::: Dinámicas para tutoría :::
Israel: La “guerra” del Estado contra los jóvenes
Yolanda JB - http://www.educarueca.org / Domingo 21 de septiembre de 2008
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

En el contexto de la intensificación de su campaña contra quienes tildan de “haraganes”, las autoridades israelíes han declarado un nuevo frente en su “guerra” —según la etiqueta utilizada en la noticia que sigue a este escrito— contra la juventud israelí.

Un número creciente de jóvenes, tanto chicos como chicas, se sienten en estos momentos incapaces o contrarios a aceptar o confiar en el manido mandamiento israelí: “No hay otra opción”. Cuatro generaciones y más de seis décadas de “soluciones militares”, repetidas e interminables, han creado un movimiento creciente de jóvenes que viven y expresan dilemas y tensiones terribles en relación a la obligación legal del servicio militar. Pese a las tentativas de los tribunales del Estado, tanto militares como civiles, de compartimentar los procesos aludidos como “políticos”, “de conciencia” (excepcionalmente), o “psicológicos”, estos conflictos internos son a la vez emocionales y psicológicos, en ellos se mezclan concepciones, sentimientos, convicciones, ideas, creencias, interrogantes, personalidad, experiencia de la vida y autoconcepto. Para algunos jóvenes, implican asimismo niveles de angustia personal de alto riesgo y así, en los últimos años, los suicidios se han llevado más vidas de soldados israelíes que todas las otras causas de muerte juntas.

Pero en lugar de escuchar la voz de estos futuros ciudadanos, en lugar de comprender el cambio social que reflejan y dar respuesta a él con políticas distintas e innovadoras, las instituciones estatales de Israel han optado por declarar la “guerra” a estos jóvenes y a la contribución que representan. En el proceso de criminalización del movimiento, las autoridades se empeñarán en descubrir conductas ilegales en el trabajo público y la resistencia legal, un modo de proceder característico de un estado militar que abusa de su poder en una tentativa de apuntalar un orden tan vetusto como resquebrajado.

El artículo que sigue da cuenta de una investigación penal sobre las actividades del movimiento New Profile. El Fiscal General Menachem Mazuz ha ordenado abrir una investigación, según recoge el articulista, sobre las acciones de este movimiento, sospechoso entre otras cosas de “persuasión [a las personas] para obtener exenciones del servicio militar”.

He sido miembro activo de New Profile desde que se fundó hace diez años. Somos un grupo feminista que cuenta con mujeres y hombres que han detectado y levantado acta de la existencia de un movimiento social, aunque apenas articulado, vehiculado por la juventud actual de Israel. New Profile tiene el convencimiento de la enorme importancia de este movimiento, que responde a las necesidades y derechos de los jóvenes comprometidos con una discusión abierta de las cuestiones perentorias que les atañen, provistos de una información detallada y precisa sobre sus perspectivas —una información respecto a la cual las autoridades no son muy receptivas, para decirlo suavemente. Es esta una de las vías de trabajo de New Profile para cambiar el pensamiento militarizado que tiene a la población de Israel/Palestina presa de su política del uso de la fuerza, una política ejecutada invariablemente hasta la fecha por virtualmente todos los gobiernos israelíes. Aunque las actividades de New Profile puedan exasperar, lo mismo a individuos que a instituciones, se inscriben absolutamente dentro del marco de la legalidad.

Sin embargo, el breve artículo que sigue a este texto, escrito por Amos Harel con aportaciones de Yuval Azoulay, es una muestra emblemática del carácter militarizado de la justicia y del tratamiento tendencioso que las instituciones del Estado y los medios de comunicación tienden a dispensar en Israel a los grupos que disienten. El Vicefiscal General Shai Nitzan, cuya carta se menciona en el artículo, ha procedido a lo que parece a una inversión del principio legal que afirma que se es inocente mientras no se demuestre lo contrario. Con o sin investigación al dar instrucciones para abrir una investigación que ya ha establecido “la gravedad de la incitación [por New Profile] a la evasión del servicio militar”. Dando por sentadas las alegaciones de este funcionario en vez de proceder a un análisis minucioso de su contenido, el periodista Amos Harel tampoco tiene sitio para la cláusula cautelar “pendiente del resultado de la investigación”. Sino que procede a condenar a New Profile aunque sea de manera incidental, al describir a la organización —como si se limitara a referir hechos— como un movimiento que “fomenta la evasión del servicio militar”.

Lo que fomenta New Profile, de acuerdo con mi experiencia personal, es el planteamiento, el análisis y la discusión abierta de preguntas tan poco obvias como ortodoxas, asumiendo una responsabilidad personal y colectiva por algunas de las respuestas, aprendiendo y creando modos de actuar sobre ellas mediante el ejercicio de los derechos civiles, humanos y legales. Es mi parecer que hablamos con y por un futuro que no podrá ser amordazado.

Rela Mazali

La Web para la exención del servicio militar en el IDF objeto de una investigación penal

Amos Harel, corresponsal de Haaretz (15-9-2008)

El Fiscal general Menachem Mazuz acaba de encargar a la policía la apertura de una investigación penal contra la organización New Profile; se trata de la primera vez que se procede a una investigación de esta naturaleza contra un grupo que fomenta la exención del servicio militar.

La investigación, iniciada en respuesta a una demanda del ejército israelí (IDF), implica una intensificación de la guerra emprendida por el ejército contra la evasión del servicio militar. Se ha visto impulsada por la inquietud creciente que suscita este fenómeno. El abogado general militar, el General de brigada Avichai Mendelblit, pidió a Mazuz que encargara la apertura de la investigación en febrero y a principios de este mes Mazuz accedió a la demanda.

La Web de New Profile define como objetivo del grupo el proporcionar “información detallada y fiable sobre los procedimientos que permiten obtener la exención del servicio militar” así como “apoyo moral” a quienes desean la exención.

De acuerdo con la legislación israelí, “la incitación a la evasión del servicio militar” es un delito en sí mismo, si bien ningún grupo ha sido objeto de investigación por tal delito hasta la fecha. Por otra parte, sin embargo, New Profile es objeto de sospechas en el sentido de facilitar a jóvenes la exención del servicio militar de forma fraudulenta. “La gravedad de la incitación [por New Profile] a la evasión del servicio militar, que incluye el convencer [a personas] para obtener la exención del servicio, requiere la apertura de una investigación”, según la respuesta del Vicefiscal general Shai Nitzan a Mendelblit dándole cuenta de la decisión de Mazuz. La razón principal para la apertura de la investigación parece residir en el hecho de que la Web de New Profile explica a los interesados lo que deben decir a los oficiales de salud mental del ejército para dar la impresión de que se encuentran incapacitados para el servicio en términos psicológicos. En un documento titulado “El objetivo 21", se detallan las diferentes formas de conseguir por parte de los encargados de la valoración de los candidatos la asignación del perfil 21 al solicitante, el código de IDF para los no aptos para servicio militar. Muchos jóvenes dicen que tales consejos les han ayudado a obtener la exención del servicio militar.

El verano pasado, el Ministro de Defensa Ehud Barak y el Jefe del Estado Mayor Gabi Ashkenazi declararon la guerra a la evasión del servicio militar, respondiendo a datos según los cuales en 2007 casi el 28% de todos los varones en edad de reclutamiento no hicieron el servicio militar. Desde entonces el ejército ha ensayado tácticas diversas: campañas en los medios dirigidas a aumentar la motivación para acudir a filas, una cooperación más estrecha con los institutos y las municipalidades y la prohibición a los artistas que no hicieron el servicio militar de actuar ante la tropa.

La Dirección de Personal del ejército asegura que esas iniciativas, sumadas a una actitud más estricta por parte de los oficiales de salud mental del ejército, han comenzado a dar frutos: El año en curso la proporción de los varones en edad de reclutamiento que obtuvieron la exención del servicio militar descendieron hasta un 5.1%, desde el 5.5% el año anterior, y el número de soldados que fueron eximidos por razones de salud mental durante el servicio también bajó.

Fuentes militares mostraron su satisfacción por la decisión de Mazuz. “La adopción de medidas legales en relación con este movimiento es sumamente importante para disuadir a los que evaden sus obligaciones militares y a quienes les incitan a hacerlo”, aseveró una de ellas.

El portavoz de IDF Avi Benayahu ha calificado la decisión como “otro paso importante” en la guerra contra la evasión del reclutamiento. Esta guerra, añadió, “debe ser un esfuerzo conjunto por parte de IDF, las autoridades del Estado y la sociedad en general”.

Yuval Azoulay añade: Sergei Sandler, uno de los dirigentes de New Profile declaró en respuesta a la iniciativa penal: “Nuestra actividad es absolutamente legal. Proporcionamos información a los jóvenes que están a punto de ser reclutados sobre los diferentes procedimientos a su alcance, cosa que el ejército por razones obvias tiene interés en ocultar. La decisión de abrir una investigación contra New Profile encierra un elemento de persecución. Todas las decisiones de esta naturaleza son en última instancia decisiones políticas dirigidas a amordazarnos y a proteger un cierto tipo de orden social. Pero si desean investigar, háganlo. Nuestra actividad es legal; no fomentamos el fraude, y nos sentimos profundamente satisfechos de nuestra tarea”.

(Traducción de Martín Alonso)


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft