::: Dinámicas para tutoría :::
Las mujeres tienen prohibida la entrada en la asamblea del pueblo
FRANCESC RELEA - Santa María Quiegolani, Oaxaca (El País)
Yolanda JB - http://www.educarueca.org / Domingo 10 de febrero de 2008
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Una mexicana de Oaxaca encabeza la lucha contra los ’usos y costumbres’ indígenas que anulan a la mujer

De los 570 municipios de Oaxaca, 418 se rigen por esas prácticas milenarias, y en un centenar la palabra mujer no existe en las leyes comunitarias, lo que le impide votar y participar como candidata en las elecciones municipales. Contra viento y marea, Eufrosina quiso ser alcalde de Santa María Quiegolani, un municipio donde el poder político está exclusivamente en manos de los hombres. Lo intentó, inscribió su candidatura al margen de la asamblea del pueblo, y sus papeletas acabaron en la basura. La mujer no tira la toalla y ha puesto en pie el Movimiento Quiegolani por la Equidad de Género, que crece como una mancha de aceite en tierras indígenas de Oaxaca y amenaza con extenderse a otros Estados.

En México existen 62 pueblos y comunidades indígenas, aunque en el país se hablan más de 85 lenguas y sus respectivas variantes. La población indígena asciende a 13 millones de personas, que representan el 12% de todos los mexicanos. La mayoría se concentran en Oaxaca, Guerrero y Chiapas, los Estados más pobres y con los índices de desarrollo humano y social más bajos de toda la república. En Oaxaca hay más de 15 grupos étnicos, como los zapotecos, chontales, mixtecos y triquis, y se hablan 16 lenguas indígenas.

Un municipio de 1.300 habitantes, oculto en el mapa, que está a seis horas de la capital del Estado a través de una pista de tierra que se encarama por la Sierra Sur, es hoy noticia en México. La atención de los medios de comunicación aumentó cuando el pasado 18 de enero el gobernador oaxaqueño, Ulises Ruiz, realizó una visita histórica a Quiegolani. Era la primera vez que la máxima autoridad del Estado se dejaba ver por aquellas tierras olvidadas. Eufrosina Cruz no desaprovechó la oportunidad. Ni corta ni perezosa se plantó ante el señor gobernador, y en tono firme le anunció que no reconocería jamás la autoridad del alcalde que ganó la dudosa elección de noviembre. "No respeto al alcalde, porque sería darle la razón a los abusos y costumbres. Le dije al gobernador que vigilaré la actuación de las nuevas autoridades y estaré atenta a que no se violen los derechos de mi gente".

El jefe del Gobierno estatal exhortó al alcalde a impulsar la participación activa de las mujeres en las elecciones municipales, y de regreso a Oaxaca promovió una iniciativa de ley en este sentido, que la diputada Sofía Castro, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presentó el jueves pasado en el Congreso del Estado. Las autoridades se empiezan a dar cuenta de que algo se mueve en las comunidades indígenas oaxaqueñas, y ya hay quien habla de la revolución de los /alcatraces/ (denominación local de las flores calas), símbolo de las mujeres indígenas de Quiegolani. Las puertas de los despachos oficiales ya se abren para Eufrosina, que empieza a recibir promesas e invitaciones a participar en foros internacionales.

"No me convertiré en uno de ellos, no traicionaré a mi gente", dice con voz firme junto al fuego, mientras su madre prepara tortillas de maíz. "Tengo a mis padres que viven allí, veo la tristeza, la injusticia en las caras de las mujeres, veo sus manos endurecidas... Las tengo grabadas en mi mente". El origen de la historia de Eufrosina Cruz tiene que ver con la vida que le espera a toda mujer en esta aldea zapoteca: levantarse a las tres de la madrugada, ir al campo a buscar leña, moler maíz, preparar las tortillas, atender a los hijos y limpiar la casa. Y así, día tras día. "Yo no quería vivir eso, por eso salí del pueblo". Tenía 11 años. "Vi por primera vez un autobús, llegué a una comunidad desconocida, y luego a una ciudad gigantesca. Escuché por primera vez hablar español".

Obtuvo una beca a base de dar clases en una comunidad muy pobre y pudo terminar una carrera universitaria. Cuando volvía a su pueblo de vacaciones veía la misma situación. El reloj seguía parado en Quiegolani. "Mi hermana no paraba de tener hijos. Tuvo nueve, aunque murieron tres. Mi mamá seguía levantándose a las tres de la madrugada, y mi papá caminaba dos horas para ir al ranchito". Quiso ser alcaldesa con la esperanza de que las cosas podían cambiar. Pero aquel 4 de noviembre tropezó con la dura realidad. "Ahí me di cuenta de que las mujeres somos como una pared blanca. Nadie se arriesga por nosotras, empezando por los maridos, los políticos y mucho menos las organizaciones. Somos una pared blanca en la que nadie se atreve a escribir. Yo me arriesgué y me estoy enfrentando a una cantidad inmensa de obstáculos que no sé cómo derribaré".

Sus enemigos en el pueblo difunden toda clase de chismes, dicen que la china está loca, que sus padres no le hablan, que anda como perra rabiosa y que hay que pararla como sea, con un balazo si es preciso. Y doña Guadalupe Mendoza, 67 años, madre de Eufrosina, no logra conciliar el sueño, porque el miedo se apodera del cuerpo. Sabe bien cómo las gasta la gente mala. Al caer la noche, unas 50 mujeres se reúnen en una casa de una vecina. Es la guarida. Asisten también algunos hombres que apoyan el movimiento. "Queremos hacer ruido para que nos hagan caso como mujeres", dice Eva Olivera, maestra chontal. "Sí se acuerdan de nosotras cuando hay elecciones presidenciales, cuando los partidos necesitan votos, pero no para elegir a nuestras autoridades".

"Este movimiento empezó en noviembre", recuerda Eufrosina, a quien todos los asistentes escuchan con devoción. "Quizá no hemos logrado muchas cosas, pero ahí vamos. Los usos y costumbres no pueden estar por encima de la Constitución". Una de las mujeres cuenta las amenazas de muerte que ha recibido, y Eufrosina recuerda que ha presentado denuncia ante la fiscalía de la nación.

En la sede del Ayuntamiento, Eloy Mendoza, el nuevo alcalde que asumió el 1 de enero, habla de una costumbre milenaria en el municipio. "Para la señora Eufrosina, todo mi respeto", dice con un tono que suena a sarcasmo. "Lamentablemente, sólo pudieron votar los hombres. En esta ocasión, ella quiso competir y fue aceptada por un grupo de ciudadanos, pero el detalle es que no vive en la comunidad. Uno de los puntos de los usos y costumbres es que todo candidato debe vivir en la comunidad". "Yo comparto mucho la idea de una participación activa de las mujeres en las cuestiones políticas", añade. ¿No es hora de que los usos y costumbres empiecen a cambiar? "Bien, muy bien, estoy de acuerdo", responde el alcalde. "El cambio es un proceso gradual que tiene que desembocar en la máxima autoridad, que es la asamblea del pueblo, que determinará qué hacer". Las mujeres tienen prohibida la entrada en dicha asamblea.

La peruana Katya Salazar es la directora de programas de la Fundación para el Debido Proceso Legal (DPLF, por sus siglas en inglés), con sede en Washington. Desde hace tres años desarrolla una intensa actividad en México, particularmente en el Estado de Oaxaca. "Es el único lugar del mundo en que la ley reconoce la elección por usos y costumbres", dice. "El código electoral de Oaxaca no prohíbe la participación de las mujeres, son las propias reglas de algunas comunidades las que lo prohíben". Salazar subraya que los usos y costumbres son Derecho indígena. "Hay costumbres que tienen que cambiar, de igual modo que hay leyes que tienen que cambiar", dice al recordar que "en América Latina, la justicia formal, los poderes judiciales no llegan a todos los rincones. Ni llegarán. No por mala fe, sino porque el poder judicial no tiene capacidad suficiente. ¿Qué ocurre cuando se comete un delito? Aparecen mecanismos espontáneos en el interior de las comunidades para resolver conflictos. Lo que diga una autoridad comunal tiene más peso que lo que diga Juan Pérez, que viene de la capital, que está a ocho horas". La antropóloga Margarita Dalton, con un doctorado por la Universidad de Barcelona, tiene documentados más de 30 casos de obstáculos y amenazas a mujeres alcaldes o candidatas al cargo en municipios regidos por los usos y costumbres, y en aquéllos gobernados por los partidos políticos tradicionales. Tomasa de León, alcaldesa de Yolomecatl, en la Mixteca, se vio obligada a renunciar ante la presión de los hombres. En la costa oaxaqueña, Lupita Ávila Salina, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), prometió durante la campaña hacer transparentar el uso de los recursos por parte del alcalde saliente, del PRI. Después de ganar las elecciones, Ávila fue asesinada por su antecesor, que sigue en libertad.

Eufrosina Cruz tiene ahora otro sueño: ser abogada "para poder interpretar la ley como la interpretaron los diputados, y defenderme de nuestros adversarios con sus mismas herramientas".

FUENTE ORIGINAL: http://www.elpais.com/articulo/internacional

ENVIADO POR: http://webmail.unizar.es/mailman/listinfo/luchademujeres


Foro

  • Las mujeres tienen prohibida la entrada en la asamblea del pueblo
    12 de febrero de 2008, por http://www.educarueca.org

    Como indico en la presentación del artículo anterior la historia de esta mujer llegó a EducaRueca.org a través de: http://webmail.unizar.es/mailman/listinfo/luchademujeres. Han llegado a esta lista dos comentarios que me parece importante difundir. NOTA DE EDUCARUECA

    Hola chicas.

    Ayer flipé un poco con el artículo que enviásteis sobre una mujer oaxaqueña publicado en el fantástico medio de desinformación El País (vaya país!!!). Está claro que si no sabes nanay de la china de oaxaca, parecería una buena noticia. Sin embargo, y por lo poco que yo sé (pues tengo la suerte de estar pasando una temporadita larga por Guatemala, que está al laíto de México), huele bastante a chamusquina. Lo primero por meterle esa caña tan agresiva a los "usos y costumbres" indígenas. A ver, yo, ni soy indigenista ciega ni considero que esta forma de ver el mundo esté exenta de machismo (la primera cultura o sociedad contemporánea que lo esté, que levante la mano. Máxime si ha sido colonizada y oprimida durante siglos, como l@s indígenas de México y Latinoamérica), pero lo que está claro es que, en gran medida, estos "usos y costubres" son los que han permitido a muchos pueblos originarios resistir, sobrevivir, y existir actualmente. Y lo que es más importante, mandar a la chingada la forma de vida capitalista y hacerlo de otra manera (A la que le interese este tema, que se lea "Los hombres verdaderos", de Carlos Lenkersdorf. Aunque le falta un enfoquillo de género al libro, está muy bien para entender la-una manera de ver el mundo-cosmovisión- indígena, tiene mucho que ver con la horizontalidad, el consenso, la consulta, la intersubjetividad, la justicia restitutiva...y un montón de cosas más, todas interesantísimas). Y me hace mucha gracia como el neoliberalismo disfrazado de democracia, de repente los critica en pro de la equidad de género. JA JA. Y la segunda cosa "sospechosa" del artículo es cómo habla del gobernador del estado de Oaxaca, nuestro queridísimo Ulises Ruiz Ortiz (URO), gracias al cual hubo una revolución popular durante 2006 de la que muchas sabréis bastante, que se cobró varias decenas de muertos y de personas desaparecidas, detenidas ilegalmente y torturadas. Y en la que las mujeres tuvieron una participación espectacular (Miráos los docus "La Revolución de las Oaxaqueñas" y "Un poquito de tanta verdad"). Me hace mucha gracia que en el artículo se describa cómo, de repente, este "angelito" visita a nuestra queridísima heroína feminista que se enfrenta a toda una tradición machista ancestral. Y nada, que si sigo me caliento, jejejeje...así que os mando la respuesta de una compañera oaxaqueña que participa activamente en la APPO y en la CODEP.

    Saludos y muchas gracias por hacer que existan espacios de expresión como esta lista donde podemos explayarnos placenteramente y decir lo que pensamos...

    Muak

    XXXX

    HOLA XXXXX,

    como veras el estado se ha inflitrado hasta en las comunidades, prtendiendo confundir a la sociedad en gneral que los usos y costumbres ya no funcionan para convertir a los ayuntamientos populares mediante partidos polìticos .

    y se han encargado de difundir lo que pasa realmente sonbre el papel de la mujer.

    que si tiene relacion con la realidad lo que pasa con la mujer sobre la cuestion de discrimnaciòn, pero esta tal eufrocina jamas particiò en el movimiento de la APPO. si tu analizas solo difunde lo que pasa pero no profundiza de donde viene todo esas causas de discriminaciòn. Es mas jamas cuestiona al sistema, se presenta con Ulises Ruiz con un asesino, ahora lo otro es que en las counidades indigenas ninguna persona pide cualquier cargo a ocupar ,es la samblea del pueblo quien decide, busca las caracteristicas de la persona que tiene que ver desde la honestidad, trabajo, entrega, ademas un requisito fundamental es haber desempeñado cargos menores hasta llegar a ser presidente municipal y con lo que dice el texto esta mujer pidio ser presidenta .

    Considero que lo que tratan es justificar que los usos y costumbres ya no funcionan y convertir en partidos politicos . de hecho no conozco ese pueblo pero por lo que se ve no hya organizacion. en oaxaca nos e escucha nada, solo las ongs que abanderan esas denuncias.

    Bueno cuidate nio lo difundas. XXX

    • Las mujeres tienen prohibida la entrada en la asamblea del pueblo
      22 de febrero de 2008, por anonimo
      La verdad, me da mucha tristeza y pena que gentes sin escrupulos, busquen intereses muy personales utilizando el nombre de un pueblo olvidado por años, por las autoridades tanto estatales y federales, y quiero aclarar que tengo la fortuna y dicha de conocer este bello y precioso pueblo a la que yo amo con todo mi corazon ya que naci ahi me creci ahi pero por la necesidad de salir adelante emigre a la Ciudad y por que en aquel entonces no habian escuelas mas que una primaria y por esos a los 13 o 14 años sali a estudiar y gracias a Dios primero y Luego a mis Padres hoy soy profesionista y la verdad cuando vi la noticia de lo estaba pasando me consterne mucho me dio mucha tristeza y tengo la desgracia de conocer a estas dos personas que como lo dije no buscan mas que intereses personales la tal es el caso de Eufrosina pero aun asi yo medio la apoyo porque tuvo las suficientes faldas para enfrentarse a un mounstro que son los usos y costumbres que por años ha sido quien ha gobernado ahi, solo que no se ha aplicado como tal o como debe ser que la asamblea y el pueblo elijan a sus propios presidentes atravez de un consejo de ancianos como anteriormente se hacia, y es por eso el metado alcalde Eloy Mendoza Martinez, que es su nombre completo por que yo tengo la desdicha de conocerlo tambien y que yo tampoco lo respeto como tal este tipo proviene de una familia de politicos que por nada del mundo quieren soltar el ayuntamiento por que ahi esta la riqueza que se llevan a las bolsas para comprar propiedades en todo el estado y por eso no respetaron que la china participara en la contienda eletoral por que sabian que ahi se acaba su minita de oro, por eso el dice que la desicion es del pueblo que las mujeres no partipen que asi lo marca el reglamento y eso es mentira no participa por q no los dejan el pueblo que el representa a su grupo de ratones, ya que sale su tio de presidente, entra su sobrino, luego un primo al rato otro tio y asi por el estilo y ami ni que me diga nada por que se y conozco toda su historia, son gentes que estan acostumbradas a vivir delos demas a enganmar a la gente y sacar provechos, y lei que el dice que la eufrosina ni vive, si es cierto no radica ahi pero tiene a toda su familia ahi estan su padres sus tios y toda su raza a igual que este servidor yo tengo ahi a la mayor parte de mi familia y por tanto tengo los mismos derechos y obligaciones y por otro lado eloy de que se queja si cuando le asignan cargos pequeños como servicio no lo acepta y argumenta que no tiene tiempo debido a que es profesor y trabaja ne toro pueblo y los rechaza y por que ahora no rechazo la presidecia municipal, y para las dos persona que opinaron anteriormente pues creo que no conocen ni la realidad de cosas, pero al fin se respeta su opinion yo no soy miembro de ningun partido politico ni grupo ni nada por el estilo, pero estoy en proceso de un proyecto solo para cayarles el hocico a aquellos que lo necesitan y todo por mi pueblo y no solo mi pueblo si no por la region dee donde yo soy por que hay varios pueblos de los cuales estan en las misam condiciones, que le mio....
Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft