::: Dinámicas para tutoría :::
Balas españolas matan en el Tercer Mundo
Autor: Íñigo Urquía Madrid
Yolanda JB - http://www.educarueca.org / Sábado 15 de septiembre de 2007
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

La venta de armas alcanzó los 845 millones de euros en 2006, y casi un 40% acabó en países que no pertenecen a la UE o a la OTAN


Explotan y se disparan en lugares tan lejanos como Kenia o Kirguizistán; pero se fabrican en España. Un informe elaborado por las ONG Amnistía Internacional, Greenpeace e Intermón Oxfam alerta de que las bombas, balas y misiles españoles se están vendiendo en los confines más remotos del planeta.

De hecho, España duplicó en 2006 las exportaciones de armas, según se desprende de este texto remitido al Congreso de los Diputados. En concreto, las estadísticas oficiales de las exportaciones de material de defensa revelan que "mientras las ventas alcanzaron los 845 millones de euros, los avances en transparencia siguen siendo insuficientes".

Por ello, las ONG señalan que La Moncloa "sigue sin cumplir" de forma estricta el Código de Conducta de la Unión Europea con sus ventas a estados como Israel, Marruecos o Colombia, por tratarse de destinos "inestables, conflictivos y donde se vulneran los derechos humanos".

Pese a que una parte importante de estas partidas acaba en países de este tipo, la mayor parte de las exportaciones de armamento y material de defensa y doble uso acaba en naciones miembro de la Unión Europea (UE) y la OTAN. No obstante, estas organizaciones aprecían un "descenso constante del porcentaje de la exportación hacia esos países". Así, "en 2002, casi el 89% de las ventas tenían como destino países de la UE o la OTAN"; mientras que en 2005 el porcentaje descendió hasta el 62%.

Cuando damos la vuelta a las cifras, cuando las miramos justo del revés, los resultados asombran: el 38% restante de las exportaciones armamentísticas en 2005 "se repartió entre 33 países no pertenecientes a esas organizaciones internacionales". Argelia y Ecuador fueron dos de los mayores beneficiados por este flujo comercial.

A pesar de que se han producido varios avances (como la obligación de dar a conocer si el el uso final del producto es público o privado, por ejemplo), estas agencias tachan de "claramente insuficientes" las medidas, ya que "todavía no permiten conocer con certeza qué exporta España, a dónde, y el impacto en otros países".

El mapa de la vergüenza

Las datos manejados por estas ONG reflejan también que la evolución de las ventas de armas españolas se han multiplicado por casi siete enteros desde 2000. En la actualidad, las aeronaves militares suponen casi la mitad de estas transacciones, seguidas de los equipos de formación en contramedidas (20%) y de los vehículos todoterrenos militares (otro 10%).

En cualquier caso, la preocupación más alarmante proviene del incumplimiento del Código comunitario. Como muestra, un botón: España facturó en 2006 casi 450.000 euros a Israel y un millón a Pakistán, así como otros 3 millones a Venezuela.

En el caso de Marruecos, donde se ha vendido material por 16 millones, "se ofrece información solamente sobre la mitad de las ventas", según el texto. En total, España ha enviado armas hacia el reino alauita por valor de casi 40 millones de euros, desde el año 2002.

Ya en el capítulo de ventas de material y tecnologías de doble uso, los destinatarios más problemáticos son Irán y China. En concreto, el gigante asiático ha sido desde 2002 uno de los grandes socios comerciales de España en este sector, ya que ha comprado armas por valor de más de 25 millones. Una vez más, la falta de detalles en estas operaciones no permite saber qué se ha vendido exactamente.

Fragua en el Congreso

Precisamente, las fuerzas políticas tendrán que votar antes del fin de la legislatura la ley de comercio de armas. Por su parte, Amnistía Internacional, Greenpeace e Intermón Oxfam reclaman al arco parlamentario nacional -"y especialmente a los partidos mayoritarios"- que apuesten por mejorar la actual redacción de la ley.

"La aprobación de esta ley tiene que ser una cuestión de urgencia porque cada minuto muere en el mundo una persona víctima de la falta de descontrol en el comercio de armas, y mientras España siga sin tener una ley que garantice la transparencia de este comercio, seguirá siendo parte del problema, y no de la solución", explica Ariane Arpa, directora general de Intermón Oxfam.

El "oscurantismo oficial" es la principal crítica vertida contra el actual articulado del proyecto de ley. No obstante, las ONG también denostan "la falta de referencia al coste humano", la ausencia de disposiciones específicas y la discrecionalidad y secretismo del órgano regulador del sector, el JIMDDU. En la misma línea, reclaman un mayor control de las transacciones, información puntual y que se cree un comité permanente de seguimiento en el Parlamento.

"El propio Congreso decidió por unanimidad en diciembre de 2005, en una proposición no de ley, que hay que aprobar una legislación que regule el comercio de armas. Por eso, estamos haciendo un llamamiento a la coherencia y responsabilidad", afirma Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España.

Fuente original: adn.es

Visto en: http://www.grups.pangea.org/mailman/listinfo/infomoc

Mas información: Armas bajo control


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft