::: Dinámicas para tutoría :::
Educación para la Ciudadanía - Manifiesto de apoyo de Cristianos para el Socialismo
Yolanda JB - http://www.educarueca.org / Miércoles 5 de septiembre de 2007
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

Los abajo firmantes, miembros el grupo de Cristianos Socialistas en el PSOE, junto con todos los que se adhieran con su firma al documento, manifestamos nuestro apoyo decidido a la asignatura “Educación para la Ciudadanía” (EpC) por estos motivos:

1.- En primer lugar apoyamos EpC porque concebimos la educación no sólo como aprendizaje de conocimientos y destrezas diversas sino que la entendemos, precisamente en cuanto cristianos que somos, como una formación integral, en “estatura, sabiduría y bondad”, a la que es esencial la educación en valores. La escuela no puede ser axiológicamente neutra ante la violencia, ni ante la desigualdad social, ni ante cualquier exclusión, discriminación o atentado a la libertad.

2.- En segundo lugar consideramos que EpC es una asignatura especialmente necesaria en nuestra sociedad, tal como así lo recomienda la propia Unión Europea. El pluralismo socio-cultural creciente, los cambios migratorios, el individualismo existente y la dificultad de socializar a las nuevas generaciones en los valores que sostienen la convivencia democrática exigen un esfuerzo añadido en la formación de sujetos con convicciones propias y autonomía moral, con sentido de solidaridad y de participación activa en lo público, y con un espíritu de convivencia entre identidades diversas. La educación en valores basada en la transversalidad, el modelo vigente desde la LOGSE, es necesaria pero se ha demostrado insuficiente.

3.- En tercer lugar, EpC lejos de ser una amenaza al derecho originario de los padres a la educación moral y religiosa de los hijos puede suponer una oportuna ayuda. Los padres sentimos una necesidad acuciante: que la sociedad y en particular el sistema educativo contribuyan a la educación de nuestro hijos, precisamente en la propuesta de valores. Esto debe hacerse desde la escuela y también desde los medios de comunicación, las redes sociales y las instituciones públicas, entre otros. Los católicos, también otros sectores de la sociedad, estimamos y valoramos la contribución de la Iglesia con sus comunidades e instituciones a la tarea de educar a nuestros niños y jóvenes. Pero entendemos que los obispos no pueden negar al sistema educativo y al estado el derecho a desempeñar un papel activo a través de una educación ético-cívica, como Epc.

4.- En cuarto lugar, EpC no es una propuesta ideológicamente partidista. Promueve la educación en los derechos humanos y los valores constitucionales. Está basada en valores compartidos en nuestra sociedad, buena parte de ellos, aportados históricamente y en la actualidad por el propio cristianismo católico. En el diseño curricular, como es observable en los libros de texto, el Ministerio de Educación y Ciencia ha evitado contenidos sobre los que hay división social, como es el caso del matrimonio homosexual. Prueba de ello es el acuerdo de la FERE y de diversas ONGs católicas con el currículo aprobado de EpC. Además la autoría de profesionales cristianos de la ética y la teología en la publicación de los libros de al menos cuatro importantes editoriales Santillana, SM (católica), Anaya y Pearson-Alhambra es una nueva muestra de que EpC no es ideológicamente partidista.

5. Esta Educación para la Ciudadanía no justifica en modo alguno la oposición frontal de la nota de la Conferencia episcopal del 20 de junio de 2007. Si ya es desproporcionada esta oposición raya en lo inconcebible el estímulo o amparo de la objeción de conciencia, más aún tras la lectura de los textos de EpC ya editados. Estamos convencidos de que existen obispos que no tienen mayor problema en aceptar esta propuesta de la Ley de Educación. No pocos de ellos comparten la opinión favorable a EpC del eminente teólogo de la Universidad Pontificia de Salamanca Olegario González de Cardedal. En efecto, la gravedad de la situación no permite posturas pasivas ni acomodaticias. Los obispos sensatos deben expresar públicamente su opinión, también los teólogos, las comunidades cristianas, las congregaciones religiosas y los cristianos laicos. La situación ha introducido una confrontación artificial en el interior de la educación católica y de la Iglesia española. Nos lleva a una enfrentamiento que no queremos ni entre nosotros ni con la sociedad. La nota nos ha exigido toma de posición pues ésta es: nuestro apoyo más decidido a la asignatura Educación para la Ciudadanía.

Para firmar entrar en la siguiente dirección:

http://www.atrio.org/afiliacion.php


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft