::: Dinámicas para tutoría :::
Objetor de Conciencia a formar parte de una mesa electoral
Yolanda jb / Miércoles 23 de mayo de 2007
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

En la sección "Militarización" hemos colocado el mensaje que hemos recibido con la noticia de la Objeción de Conciencia de F. Cuevas de Jerez de la Frontera. Eso es claramente lo que consiguen las elecciones: hacernos personas obedientes y militarizadas que responden con el "yes, Sir" una vez cada cuatro años. (EducaRueca)

CNT apoya a su militante que realiza objeción de conciencia a una mesa electoral.

La CNT de Jerez quiere denunciar públicamente el abuso y represión a que está siendo sometido un militante de nuestra organización, al ser requerido nuevamente a formar parte de una mesa electoral, tras ser convocado (y procesado) en el 2004.

Nuestro compañero Francisco J. Cuevas Noa ha sido llamado a formar parte de una mesa electoral en las Elecciones Municipales del próximo 27 de Mayo, y ésta vez, ha decidido declararse Objetor de Conciencia ante esta orden procedente de la Junta Electoral de Zona de Jerez de la Frontera.

La CNT de Jerez muestra su total apoyo a este compañero, y considera que la decisión de la Junta Electoral no es más que un acto represivo, por reiterativo, máxime cuando aún no se ha resuelto el proceso judicial que condenó a F. Cuevas a una multa, sentencia que está recurrida en apelación ante el Tribunal Constitucional. La actitud reaccionaria de esa Junta queda demostrada con su falta de sensibilidad ante los motivos ideológicos esgrimidos por esta persona, pues ya ha desestimado su declaración de objeción de conciencia.

CNT de Jerez Reproducimos a continuación la carta de Objeción de Conciencia presentada por Cuevas:

A LA JUNTA ELECTORAL DE ZONA DE JEREZ DE LA FRONTERA

Ayer recibí en mi casa una notificación por la que se me nombra miembro de una Mesa Electoral para las Elecciones Municipales del 27 de Mayo de 2007. He sido designado como Suplente del primer Vocal de la Mesa del IES Fdo. Quiñones (Bda. San Enrique), teniendo que acudir obligatoriamente a las 8 h. de la mañana del día 27, bajo amenaza de que, en caso de no concurrir, incurriré en pena de privación de libertad de 14 a 30 días y multa de dos a diez meses.

Ésta es la segunda ocasión en menos de cuatro años en la que se me obliga a formar parte de una mesa electoral. En el 2004 fui nombrado presidente de otra mesa, a la que acudí con una camiseta de protesta que rezaba el texto “En democracia; estoy aquí en contra de mi voluntad y bajo amenaza de cárcel. CNT”. Ese día fui detenido, y sometido posteriormente a un proceso judicial que acabó con una condena de multa, y que actualmente está apelada ante el Tribunal Constitucional.

Mediante la presente carta, hago OBJECIÓN DE CONCIENCIA ante esta orden. Mi conciencia e ideología se ven violentadas con el hecho de tener que colaborar con un sistema electoral y un modelo político con el que estoy en desacuerdo. Esta democracia representativa, burguesa y meramente formal, deja la capacidad de decisión en manos de una élite, la clase política, que ostenta el poder a espaldas de la ciudadanía, ostenta privilegios y se lucra, en connivencia con el Capital. Mis supuestos representantes no son más que usurpadores de la soberanía popular, a la que dicen responder mediante una farsa electoral que se escenifica una vez cada 4 años. En nombre del pueblo, los gestores del Estado administran las leyes en beneficios de unos pocos, impiden la capacidad de autogestión de los grupos oprimidos y malgastan el dinero público en beneficios privados y fines inmorales, como el gasto militar. Véase el dato de que la maquinaria militar, policial y armamentística recibe en el los Presupuestos Generales del Estado de 2007 el 12% del total, es decir 23.000 millones de euros, 63 millones de euros diarios. Con nuestro voto y nuestra colaboración se respaldan estas políticas, con las que no quiero colaborar en modo alguno, en coherencia con mis ideas anarquistas y pacifistas.

Entiendo que el mío no es un caso particular, sino que es un claro precedente de futuros conflictos que se darán entre la ciudadanía sin poder y el Estado, que coacciona para que se “colabore” con su falsa democracia. Un Estado que permite el no ejercicio del voto, pero que no da opción a no comparecer en las mesas electorales, en un claro gesto de coacción legal para que no se caiga todo su sistema de legitimación política, como se percibe en los elevados niveles de abstención y de voto en blanco en distintas convocatorias.

Podía haberme buscado una excusa para no comparecer el día 27, pero entiendo que no es una vía acertada la del engaño para salir personalmente indemne. Creo que es necesario afrontar con honestidad la situación, y dejar claro que mi voluntad, guiada por mi libertad de conciencia, es la de no concurrir a la mesa.

Deseo que esta declaración sea entendida correctamente, que mi intención no es la de causar trastorno al electorado ese día, y sí abrir una vía legal que nos permita a las minorías disidentes no colaborar con un sistema que consideramos injusto. La desobediencia civil es un camino de lucha noviolenta que pretende sacudir las conciencias y las leyes, camino que ya iniciara Mohandas Gandhi en 1906; ésa es la opción que estoy tomando en este acto, hoy, Día Internacional de la Objeción de Conciencia.

F. Cuevas

Más información:

http://patalata.net/noticia.php?id=2110

http://patalata.net/noticia.php?id=2098


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft