::: Dinámicas para tutoría :::
19 DE ABRIL HUELGA GENERAL DE ESTUDIANTES EN DEFENSA DE NUESTROS DERECHOS DEMOCRÁTICOS
Yolanda jb / Miércoles 18 de abril de 2007
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

¡NO QUEREMOS CÁRCELES, QUEREMOS INSTITUTOS! NO AL DECRETO ANTI-CONVIVENCIA DEL PP

El pasado 15 de febrero, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid aprobó el borrador del llamado “decreto de convivencia”. Supuestamente una medida para acabar con los problemas de la “violencia en las aulas”.

¿Violencia en las aulas?

Lo más destacado por los medios de comunicación ha sido la prohibición de llevar móviles y mp3 al instituto, haciendo ver que los jóvenes vamos todos los días a clase con el único interés de sentarnos en nuestra mesa, coger el móvil y empezar a llamar por teléfono a todo el mundo, pero no sólo eso, sino que encima algunos también han tratado de sugerir que los móviles los llevamos al institutos para grabar palizas a profesores o estudiantes: ¿Acaso tiene esto algo que ver con la realidad? Esperanza Aguirre, el PP y sus medios de comunicación afines (Telemadrid, el Mundo, La COPE etc.) defienden esa burda mentira: criminalizan a los jóvenes y magnifican los casos de “violencia en las aulas”. Desde luego hay problemas y nosotros somos los principales interesados en acabar con ellos, pero no es cierto que se estén incrementando, como brama la derecha, así el último informe del defensor del pueblo señala que estos casos han pasado de un 4,8% en 1999 a un 3,9% en 2006 (El País 12/2/07).

¿Qué supone el decreto “anti-convivencia y contra la democracia”?

Realmente la Consejería ha elaborado un decreto que sólo traerá consigo un fuerte deterioro de la situación de la educación pública. El modelo de enseñanza al que a la derecha le gustaría llegar es al de la dictadura franquista, y este nuevo decreto es un paso más en ese sentido.

1. Los estudiantes no podremos defendernos de las acusaciones que se lancen contra nosotros. Hasta ahora con una falta grave o muy grave se abría una instrucción (investigación) que garantizaba la presunción de inocencia y nuestro derecho democrático a defendernos. Ahora el director podrá decidir si se hace o no se hace esta instrucción (Art 21.3) y directamente será él el que sancione, sin que el estudiante pueda defenderse (procedimiento abreviado) 2. Cualquier sanción grave o muy grave pasaba por el Consejo Escolar donde están representados padres, profesores y estudiantes. Con el nuevo decreto el Consejo Escolar será un órgano decorativo y toda la represión estará en manos del director. 3. Todas las sanciones se incrementan en dureza y duración, y se disminuyen los plazos en los que se pueden recurrir estas sentencias (aumentando la indefensión del acusado). Así una falta grave podrá ser sancionada directamente por el director con una expulsión de hasta 6 DÍAS y una muy grave con otra de hasta UN MES (Art. 19-e). Hasta ahora el director sólo podía expulsar cautelarmente 5 días. 4. Se considera una falta grave impedir el “normal desarrollo de las actividades” (Art. 18-g) o realizar acciones que “atenten contra el derecho al estudio”, o que inciten a “no acudir a clase” (Art 18-d). A priori estas medidas parecen normales, pero ¿qué significa atentar contra el derecho al estudio? Vernos obligados a estudiar en barracones como sucede en muchos institutos de la Comunidad es un atentado contra nuestro derecho a estudiar, o no tener calefacción pese al frío invernal es impedir el normal desarrollo de las actividades. No obstante la Consejería de Educación no toma medidas para evitar estos casos, más bien, contra los que protestamos para evitarlos. ¿Convocar una asamblea de estudiantes será impedir el “normal desarrollo de las actividades”?. ¿Convocar una huelga, a pesar de que la ley reconoce este derecho (Art. 8 de la LODE, no mencionado por la Consejería de Educación) será “atentar contra el derecho al estudio”?. La Consejería con este decreto quiere sancionar a los que luchan y defienden la educación pública. 5. Se considera una falta muy grave tener una “actitud desafiante” (Art. 19-a) o no seguir las “buenas costumbres sociales” (Art. 19-c). ¿Pero qué es tener una actitud desafiante? ¿Enfrentarse a un profesor franquista porque en clase defiende cualquier barbaridad? En cuanto a las “buenas costumbres sociales...” la derecha ya ha demostrado que ser homosexual está en contra de sus “buenas costumbres sociales”, o defender el derecho al divorcio o al aborto... ¿Qué suponen estos artículos en manos de juntas directivas reaccionarias? No podemos olvidar que directores son elegidos en la práctica a dedo por el Consejero de educación, es decir por el PP.

Todo esto supondrá imponer en los centros de estudio una auténtica dictadura ejercida férreamente por el director del instituto, que nos recuerda en muchos aspectos a los años del franquismo. El incremento de la represión sólo supondrá una mayor tensión, división y desconfianza entre padres, profesores y estudiantes. Lejos de mejorar las cosas, sólo se conseguirá aumentar la desmotivación de los estudiantes y el fracaso escolar.

Mientras criminalizan a los jóvenes, los fascistas actúan con impunidad.

El último caso lo tuvimos en Alcorcón, donde una pelea fue utilizada por la prensa para tratar de demostrar la existencia de un brote de violencia de bandas juveniles y enfrentamientos racistas entre jóvenes nativos y de origen inmigrante. Realmente no existía tal “brote”. Con la excusa de evitar nuevos problemas, durante una semana el gobierno llenó de policía la ciudad, prohibiendo las movilizaciones de la izquierda que querían demostrar que la juventud no era racista (entre ellas la convocada por el Sindicato de Estudiantes el viernes 26 de enero). El comisario de la policía y el Concejal de “seguridad” de la ciudad fueron instituto a instituto diciendo que la huelga que habíamos organizado contra los fascistas estaba desconvocada (lo que, por supuesto, era mentira). Mientras tanto, la misma Delegada del Gobierno que prohibía nuestras movilizaciones en Alcorcón, permitía que los fascistas se concentraran en el centro de Madrid, frente al teatro donde se representaba la obra de Leo Bassi. A la mayoría de los jóvenes nos acusan de ser violentos y maleantes mientras las bandas fascistas actúan con total impunidad.

Todos a la huelga el 19 de abril

Todas estas medidas demuestran que la derecha tiene miedo a la juventud. Saben que los jóvenes jugamos un papel protagonista en las luchas contra el PP y que su política de atacar a nuestras condiciones de vida y deteriorar nuestro futuro (acceso a la vivienda, derechos laborales...) provocará una respuesta similar a la que protagonizaron los estudiantes franceses el curso pasado. Por eso nos calumnian e introducen medidas reaccionarias como las que ya conocemos. ¡No lo podemos permitir!

Por eso es importante que rechacemos el decreto “anti-convivencia”: Para ello, el Sindicato de Estudiantes convoca para el 19 de abril, huelga general de estudiantes de toda la Comunidad de Madrid y manifestación esa mañana a las 12.00h. desde la Plaza de Colón hasta la Consejería de Educación. Si el PP ha podido elaborar este decreto es porque la ley educativa aprobada el curso pasado en el Parlamento por el PSOE e IU, entre otros (la LOE), permite aplicar este tipo de ataques. Allí donde la izquierda gobierna debería aplicar una política que solucione los problemas de la juventud y de la clase obrera. De lo contrario, sólo conseguirán fortalecer a la derecha. También rechazamos la medida que el PSOE ha propuesto como punto central para las elecciones municipales: poner un policía en la puerta de cada instituto. Esta no es la solución a los verdaderos problemas de la educación. La única solución pasa por un fuerte plan de inversión en la educación pública por parte de la Comunidad de Madrid, y por poner freno al descarado y cuantioso desvío de dinero para a la privada-concertada. Estas son las únicas soluciones posibles, pero para el PP resulta mucho más rentable regalar dinero a la Iglesia, a las constructoras de la M-30 y a los empresarios de la educación privada concertada.

Hacemos un llamamiento a la FAPA (federación de asociaciones de padres) y a CCOO FETE-UGT, STEs y CGT a que se sumen a esta movilización. Durante años hemos visto como el gobierno de Esperanza Aguirre ha lanzado ataque tras ataque contra la educación pública y para favorecer a la Jerarquía eclesiástica y a los que entienden la educación como un negocio. Este ataque es un paso más en esa dirección. Quieren degradar la educación pública y convertir nuestros institutos en verdaderos guetos. Entre toda la izquierda madrileña debemos elaborar un calendario de movilizaciones para frenar los ataques de la derecha y animar a la clase obrera y a la juventud a luchar para echar al PP del gobierno de la Comunidad y de los municipios que aún gobierna.

¡NO AL DECRETO ANTI-CONVIVENCIA Y CONTRA LA DEMOCRACIA - NO A LA DICTADURA EN LOS INSTITUTOS!

¡QUEREMOS INSTITUTOS, NO CÁRCELES!

¡POR UN PLAN SERIO DE INVERSIÓN PARA LA MEJORA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA!

¡BASTA DE CRIMINALIZACIÓN, DERECHOS DEMOCRÁTICOS PARA LA JUVENTUD! ¡BASTA DE AGRESIONES FASCISTAS!

¡ECHEMOS A ESPERANZA AGUIRRE Y AL PP DEL GOBIERNO!

¡TODOS A LA HUELGA EL 19 DE ABRIL!

TODOS A LA MANIFESTACIÓN, EL 19 DE ABRIL DESDE LA PLAZA DE COLÓN HASTA LA CONSEJERÍA


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft