::: Dinámicas para tutoría :::
Cuento - EL CABRITILLO Y LOS CINCO DESEOS
Cuento pacifísta de alguien que no quería matar.
Yolanda jb / Miércoles 2 de noviembre de 2005
  Versión para imprimir de este documento Versión imprimir ::
 

EL CABRITILLO Y LOS CINCO DESEOS

Hubo una vez un cabritillo que, harto de no tener empleo ni sueldo, y harto de hacer el tonto en las colas de la oficina de empleo, se fue al servicio militar de voluntario a seguir haciendo el tonto, pero cobrando un sueldo medio regular.

Una vez en la mili, deseaba con toda su alma cinco cosas:

Primero, que no hubiera guerras. Segundo, que, si había guerras, que fueran de otros y él no tuviera que ir. Tercero, que, si tenía que ir, que fuera a poner paz (o sea, a que se mataran con un poco de orden) y que él no tuviera que disparar. Cuarto, que si tenía que disparar, que no le diera a nadie. Y quinto, que si le daba a alguien, que fuera en un pie.

Y al cabo del tiempo, resultó que hubo una guerra que era de otros, pero él tuvo que ir a poner paz (o sea, a que se mataran con un poco de orden) y, en el fregado que son en las guerras las misiones humanitarias, al final tuvo que disparar, y al que le dio, le dio no en el pie, sino entre las cejas. Y ya no le pareció tan bien la mili ni su sueldo, aunque era medio regular, y deseaba poder estar haciendo el tonto en las colas de la oficina de empleo. Pero ya era un poco tarde.

Copiado, sin permiso de ningún tipo, de la Hoja Informativa (1998) del grupo de apoyo a Plácido quienes a su vez lo copiaron de “veintitantas fábulas un poco insumisas” de la Coordinadora Antimilitarista de Cartagena.


Esqueleto "epc_3c" para SPIP distribuido por ColeWebs.org | Diseño: joseluis | Copyleft